Tipos de mascarillas y Recomendaciones para su uso correcto

Tipos de mascarillas y Recomendaciones para su uso correcto

El uso voluntario de mascarillas puede ser eficaz en entornos concurridos cuando no es posible mantener las medidas de distanciamiento mínimas de un metro y medio entre las personas para evitar y prevenir posibles contagios.

Para ver toda la información acerca del nuevo COVID-19, pinte sobre el siguiente enlace por favor: INFORMACIÓN COVID-19. Preguntas y Respuestas

TIPOS DE MASCARILLAS:

  • Mascarillas quirúrgicas: ofrecen un nivel de protección mayor y, como su propio nombre indica, son las que se utilizan en cirugías y otros procedimientos sanitarios. Igual que ocurre con las mascarillas higiénicas, protegen más al resto que a quien la lleva puesta, sobre todo al estornudar o toser, pues evitan la emisión de gotículas respiratorias que transporten posibles virus.
  • FFP1 (filtro de partículas tipo P1): tienen una eficacia de filtración mínima del 78% y un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 22%. Suelen emplearse frente a partículas de material inerte, y sus aplicaciones más comunes están relacionadas con industriales textiles, mineras, de la construcción, madereras…
  • FFP2 (filtro de partículas tipo P2): tienen una eficacia de filtración mínima del 92% y un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 8%. Se utilizan frente a aerosoles de baja o moderada toxicidad.
  • FFP3 (filtro de partículas tipo P3): tienen una eficacia de filtración mínima del 98% y un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 2%. Se utilizan frente a aerosoles de alta toxicidad.
  • Mascarilla quirúrgica

  • Mascarilla FFP1 (filtro de partículas tipo P1)

  • Mascarilla FFP2 (filtro de partículas tipo P2)

  • Mascarilla FFP3 (filtro de partículas tipo P3)

En general, las mascarillas quirúrgicas y las filtrantes deben ser desechadas tras su utilización, debido a que no es posible mantenerlas en buenas condiciones higiénicas más allá de unas pocas horas de uso.

Las mascarillas higiénicas reutilizables, fabricadas con materiales específicos, pueden ser reutilizadas una vez lavadas y desinfectadas. Para este tipo de mascarillas la guía de Sanidad recomienda dos métodos de desinfección. El primero es lavar en la lavadora con detergente normal y agua a temperatura de entre 60 y 90 grados. El segundo consiste en sumergir las mascarillas en una dilución de lejía 1:50 (una parte de lejía por 50 de agua: 20 ml de lejía por 980 ml de agua) con agua tibia durante 30 minutos. Después se recomienda volver a lavar con agua y jabón para eliminar cualquier resto de lejía.

¿ CÓMO DEBO USAR LAS MASCARILLAS CORRECTAMENTE ?

  • Colocarse la mascarilla minuciosamente para que cubra la boca y la nariz y fijarla firmemente para que no haya espacios de separación con la cara.

  • No tocarla mientras se lleve puesta.

  • Quitársela sin tocar la parte frontal (desanudándola o quitando las gomas de las orejas).

  • Después de quitarse o tocar inadvertidamente una mascarilla usada, lavarse las manos con una solución hidroalcohólica, o con agua y jabón si están visiblemente sucias.

  • En cuanto la mascarilla esté húmeda, sustituirla por otra limpia y seca.

  • No reutilizar las mascarillas que sean de un solo uso y desecharlas inmediatamente una vez utilizadas.

Se recomienda el uso de las mascarillas cuando usted presente síntomas respiratorios (tos, estornudos, dificultad para respirar). Es importante que contacte con las autoridades sanitarias y le exponga sus síntomas para que le indique las pautas concretas que debe de seguir.

2020-04-27T12:48:05+01:00

One Comment

Por favor, deje un comentario